Mensajes

Metamorfosis Espiritual



Es necesaria nuestra metamorfosis por medio del Espíritu Santo para tener una vida buena, una vida agradable, una vida perfecta.
Texto: Romanos 12:1-2 (si podes leerlo en Lenguaje Actual también hazlo)
La palabra transformación viene del griego “metamorphis”. Ejemplo: de gusano a mariposa. Es decir, nosotros, necesitamos una metamorfosis.
Podemos elegir entre dos formas de vivir: una es dedicar toda nuestra vida a servirle a Dios, la otra es vivir como vive todo el mundo. Estamos llamados, como cristianos, a vivir una vida diferente. Aprender a vivir “al contrario” de como lo hace el común de la gente. A veces no es cómodo pero el resultado final es poderoso.
1) Debemos cambiar de manera de ser y de pensar.
Como una segunda experiencia después de la salvación que es la profunda transformación de nuestro espíritu, alma y mente. Una de las formas de llegar a este cambio es justamente por medio de la Cruz. Cuando a Jesús le colocaron la corona de espinas en su cabeza y cuando su corazón explotó, por medio de esa sangre, recibimos ese cambio en nuestra mente y en nuestra alma.
2) La otra manera es conociendo al Espíritu Santo. Él va a producir una poderosa metamorfosis en nosotros. Nos llevará a conocer la voluntad de Dios que es buena, agradable y perfecta. Quizás tengamos que cambiar cosas de nuestro carácter, hábitos, costumbres; no se trata de poner “parches” en nuestra vida sino, que el Espíritu Santo sea quien produzca ese cambio radical en nosotros. Por ejemplo: si una persona antes robaba 10 billeteras por día y ahora roba sólo una, eso es un “parche” y no una metamorfosis. Cuando esta persona es transformada por el poder del Espíritu Santo es capaz de dejar completamente esa vieja manera de vivir.
Encontramos en la Biblia hombres que fueron cambiados cuando se encontraron con el Espíritu Santo. Es el caso de Saúl, era un hombre temeroso e inseguro, pero cuando el Espíritu de Jehová vino sobre él con poder, fue totalmente transformado (1 Samuel 10:9-10).Otro ejemplo es el de Pedro: un varón con ánimo inestable, fluctuante, que luego del Pentecostés fue transformado por el Espíritu Santo en un hombre lleno del poder de Dios y de carácter firme (Hechos 2).
Conclusión
Si queremos vivir una vida buena, agradable, y perfecta, y disfrutar todas las bendiciones que Dios preparó para nosotros, es necesario que el Espíritu Santo nos transforme, nos cambie y quite de nosotros la vieja manera de vivir.
¿Cuáles son las áreas de tu vida que necesitan ser cambiadas? ¿Tu carácter? ¿Hábitos? ¿Tu manera de hablar, de pensar? ¡Este es el tiempo de experimentar esa metamorfosis! ¡Solo con Él podremos lograrlo!

Actividades de la semana
    Final del ciclo 2014 de escuela de Vida 17/12 y 20/12
    Inicio del ciclo 2015 17/01/2015


Sólo para Pastores
Iglesia Cristiana Internacional - Tel: 0362 / 4474595-4473108 Av. Edison 1250 / Resistencia - Chaco